dilluns, 2 de juny de 2014





David Byrne


"La tecnología ha alterado nuestro modo de escuchar y crear canciones, Ahora el silencio es la rareza por la que pagamos y saboreamos".
El líder de Talking Heads habla del libro 'Cómo funciona la música', en el que explica cómo la tecnología y los negocios han alterado nuestro modo de crear y escuchar canciones.

En "Cómo funciona la música" , surgen las preguntas: ¿Cómo sonaba la música prehistórica? ¿Estamos dejando de cantar y silbar porque ya los profesionales cantan y tocan directamente en nuestros oídos? ¿Debería una grabación tratar de representar la realidad lo más fielmente posible sin adiciones, coloración o interferencias? ¿O son las inherentes distorsiones sónicas un arte en sí mismo? Y si en un país imaginario un hipotético rey prefiriese la música house a Mozart, ¿le daría esto alto estatus a las raves? ¿No promovía Hitler la música clásica? ¿Ha acabado Internet con la música grabada? ¿Haría yo música si nadie me escuchara? En su libro, el talking heads a quien recordamos metido en un enorme traje blanco se prueba disímiles trajes de historiador o ingeniero acústico o coach de negocios para contarnos cómo la música llega a hacernos vibrar. Byrne, que alguna vez se quedó dormido en un concierto de Led Zeppellin , explica cómo la tecnología de grabación cambió para siempre nuestra forma de escuchar canciones. “La tecnología también ha inundado de música el mundo”, escribe. “Antes teníamos que pagar por la música o debíamos hacerla nosotros mismos: tocarla, escucharla y experimentarla era una experiencia rara y especial. Ahora el silencio es la rareza por la que pagamos y saboreamos”.


Julio Villanueva Chang, El país, Cultura.






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada